Todo comienza en la piel.

Todo empieza y acaba en la piel, en la mirada que recorre el escote, la espalda, la mirada que desea ser mano, y continuar el camino que los ojos han iniciado.

Espían el gesto que separa el cabello del rostro, la seguridad de quien se sabe observada, y deseada, y cree que hay razones para ello.

Todo comienza en mi piel, en la que me envuelve, piel de seda y de historias y de enigmas.

Mi pasado es mi mayor encanto; mi futuro, mi mejor promesa.

El presente se encuentra aquí, a cada paso que doy, en las palabras pequeñas, en las grandes expectativas.

Intentarán imitar mi actitud, mi manera de caminar, mi voz.

Es posible que crean que eso que no pueden aferrar de mí radica en mi color de pelo, en la organza que me envuelve, en la forma en la que entorno los ojos.

Me gusta que se equivoquen tanto: todo comienza en la piel, la piel es lo que ven.

Pero no podrán copiar mi alma.

- Espido Freire para The 2nd Skin Co.